Hoy se ponían en formación horizontal nuestras tropas ajedrecísticas en el Ateneo para recibir a dos equipos procedentes de dos localidades muy diferentes: L’Hospitalet de Llobregat y Vilanova i la Geltrú.
Hoy era un buen día para haber puesto las mesas para jugar las partidas en primera línea de playa, pero en casa no es posible porque Cervelló es un pueblo de media montaña.
El equipo A recibía al líder de su grupo: el Collblanc, que venía casi con su alineación de gala a fin de intentar mantener el liderato tras el encuentro.
Jaume frente a Félix Roche, elo 2200, ha hecho gala de sus finos criterios posicionales y ha mantenido la partida igualada en todo momento, hasta que en un lance ha conseguido ventaja de calidad, pero como ha necesitado más tiempo para pensar, le ha acabado cayendo la bandera, perdiendo el punto por tiempo, aunque de todos modos el rival había conseguido pasar a sexta unos peones que bien podían ser una compensación suficiente por esa calidad.
Dani frente a Josep Flores ha vuelto a encontrarse con un esquema cómodo y familiar y ha realizado una partida más que meritoria frente a un jugador de elo 2150. La partida ha ido nivelada, aunque el rival ha tenido diversas oportunidades de apretar, ha optado por algunas jugadas sobre defensivas que le han permitido igualar la iniciativa. Ante la enorme dificultad de encontrar continuaciones ganadoras sobre el tablero, han acabado acordándose tablas.
Manel frente a Lluís López, elo 2150, se ha atrevido a entrar en un juego medio muy complicado en el que ha tomado la dama del rival a cambio de una torre y una pieza menor. Su rival ha sabido llevar la partida a una situación en la que ha forzado a nuestro compañero, tras una imprecisión, a devolver la dama para evitar un ataque triunfador, pero ha quedado maltrecha su posición y ha acabado acusando la falta de una torre y una pieza menor, y ante un imparable peón pasado, se ha visto obligado a ceder.
Eric ha desplegado ante Josep Ramon May su tortuga romana, en la que ha cocido a fuego lento su plan principal de la partida y ha puesto un cerco al enroque del rival de tal calibre que cualquier movimiento hubiera podido ser fatal. Tras las cadenas de cambios previstas, el juego medio ha acabado en un final de torres con dos peones de ventaja a favor de nuestro compañero, en el que tres peones juntos en el ala de rey han impedido que el rey y la torre pudiesen evitar con éxito la promoción de uno de esos peones. Así, pues, de este modo, nuestro compañero se ha llevado el gato al agua.
José frente a Ángel García se ha visto con un correoso jugador que ha sabido jugar con fineza y acierto el juego medio, y ha conseguido llegar al final con dos peones de defensa. Nuestro delegado ha hecho todo lo que ha podido para intentar contenerlos, tras haber colocado la torre en la octava fila, pero ante esa disyuntiva que dos debilidades dejan elegir qué peón del rival iba a promocionar, si el de torre dama o el de torre rey, se ha visto forzado al abandono.
Josep frente a Miquel Pregonas estaba trabajando con seriedad y rigor una cerrada partida en la que predominaba la igualdad material hasta el momento que el rival ha sabido atacar dos debilidades: o ganar pieza o ganar calidad, ha acabado materializar la segunda ventaja mencionada, y a partir de aquí ha conseguido crear un peón pasado que ha resultado decisivo y ha llevado a nuestro compañero a abandonar.
Jordi frente a Joan Pregonas se ha encontrado con un sólido jugador que ha sabido cerrarse sin dejar huecos. En el medio juego ha conseguido abrir las columnas centrales para que esos peones pudieran presionar apoyados desde atrás por las torres. Tras atacar uno de esos peones una torre, un desplazamiento incorrecto ha llevado al rival a ganar calidad recurriendo a una enfilada. Si el rival no jugaba con cuidado podía verse envuelto en una red de mate en octava, pero tras hacer las jugadas precisas que mantuviesen asegurada la defensa un ataque de dama contra caballo y peón ha obligado a nuestro compañero a ceder un peón para no perder la pieza, pero tras recuperar un peón, no ha podido eliminar todos los peones del adversario y un peón pasado en ala de dama ha resultado imposible de parar con el caballo, el cual no llegaba a tiempo de ejercer una labor bloqueadora y se ha visto forzado a claudicar.
La partida de Antonio frente a Jordi Coca ha sido un juego de Londres contra Londres, cual si de dirimir un nuevo Brexit se tratase, ha discurrido en la fase de apertura por los cauces de la simetría. En un momento dado, nuestro jugador probablemente haya roto la simetría un tiempo antes de hora y, tras un jaque del rival que, quizá no era el plan correcto de más fuerte presión el ala de dama, que ha sido resuelto con cambio de damas, ha contraatacado en el centro y el ala de dama para intentar ganar un peón de ventaja que contribuyese a resolver, pero en un santiamén se han cambiado muchas piezas, a causa de las jugadas defensivas correctas del rival, y ante una clara igualdad posicional casi simétrica, se han acordado tablas.
Por lo tanto, el resultado final ha sido una derrota contundente por 2 a 6, que confirma al Collblanc de forma matemática en el liderato del grupo, equipo que jugará la próxima temporada en Preferente, tras la derrota por la mínima, 3’5 a 4’5, sufrida por el Vilafranca C ante el Castelldefels B, equipo al que visitaremos el domingo que viene. Enhorabuena para el campeón de grupo.
Otro resultado de terceros que directamente nos afecta es la sorprendente victoria del farolillo rojo, el Llinars C, que con una alineación muy reforzada, ha derrotado por 5 a 3 al Jake B, y pasa a la octava posición, dejándonos en la novena posición del grupo, empatados a puntos, pero con mejor desempate que el Foment Martinenc D, equipo que cierra la clasificación. Las espadas están en alto de cara a decidir el descenso la próxima jornada, que es la última, en la que dependemos tanto de nuestro propio resultado como de los de nuestros rivales directos para mantener la categoría.
El equipo B recibía a la Gran Penya C, que venía con una alineación infantil y juvenil solvente, tal y como acredita su tercera plaza en la clasificación de nuestro grupo.
Francisco Javier frente a Pau Nicolás no ha tenido opciones. Se ha encontrado con un jugador muy resuelto que ha logrado todas las ventajas necesarias y ha sabido traducirlas en el correspondiente punto a su favor.
Diego frente a Jordi Vall ha empezado muy bien, llegando a conseguir ventaja de calidad, pero el rival, quien tenía un peón más, resistía como buenamente podía, hasta que aprovechándose de una imprecisión, ha recuperado la calidad tras un ataque doble con caballo ya ha llegado a un final con peón de ventaja, que ha traducido en punto, una vez que ha logrado tomar la dama de nuestro compañero.
Javi frente a Jordi Orts ha realizado una magnífica partida en la que ha conseguido peón de ventaja y a la hora de hacerlo promocionar en el final, ha jugado con mucha pericia y ha sabido aprovechar que el rival tenía acorralada la torre defensiva y ha sabido eliminarla para coronar y llevarse el gato al agua, consiguiendo su primera victoria en Liga Catalana. ¡Bravo por Javi!
Roger frente a Biel Novella ha planteado una partida cerrada a cal y canto en la que se han acabado pactando tablas, tras casi veinte jugadas sin matarse ninguna pieza, lo que ha imposibilitado cualquier posibilidad de progresar para ambos jugadores.
Por consiguiente, el resultado final ha sido una derrota por la mínima, 1’5 a 2’5, y, sin nada en juego, ya que el equipo filial está en la parte media de la tabla, acabará su andadura en este campeonato el domingo que viene visitando al Cardona C.

CRÓNICA DE LA OCTAVA RONDA DE LA LIGA CATALANA POR EQUIPOS.
Etiquetat a:        

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *